Sal, Sol, Agua: Salinas del Carmen

Sal, Sol y agua. Es un cóctel tan estético que siempre acaba por atraparme. Por eso, las salinas son lugares que me llenan de paz. La combinación de colores, el olor a sal y la manera en la que el Sol cae a plomo y lo cambia todo, me deja pasmada.

Las Salinas del Carmen, en Fuerteventura, tienen esa estética de cuadro de Sorolla que te mantiene absorta en el paisaje.

Se respira orden y silencio. Es uno de esos lugares que te hacen creer que nada malo va a pasarte. Especialmente cuando atardece y la luz comienza a bajar de intensidad, la estampa es de postal.

Si no puedes encontrarte allí a ti misma, no te busques en otros lugares, pierdes el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s