Veggie Penguin

Comer en Veggie Penguin es como ir a casa de amigos, de esos que te van preparando la cena o el almuerzo frente a ti. La cocina domina todo el pequeño espacio, está completamente abierta. Me pareció genial ver desde mi mesa volar las ollas, remover las sartenes o abrir la nevera, mientras esperaba que trajeran nuestros platos.

Los platos, por cierto, eran estupendos. Batatas locas, risotto, pasta al pesto y tarta de selva negra.

Siempre digo lo mismo; da igual si eres vegano o no. Estos platos merecen la pena, porque están sabrosos, porque es cocina hecha con dedicación y detalle. Y porque los precios son igual a cualquier otro local de sus características no vegano.

Y porque comer bien y sano siempre mola. No hay excusas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s